印刷する compartir

Informes de mercado

¿Cuánto debería preocuparnos la ralentización del sector manufacturero en Alemania?

Las nuevas normas sobre emisiones para automóviles han provocado una caída de la producción en un segmento importante de la economía alemana.

19/11/2018

Azad Zangana

Azad Zangana

Senior European Economist and Strategist

La producción industrial del país se contrajo un 1,2% en el tercer trimestre y está detrás de la desaceleración general registrada en el sector manufacturero de la zona euro. ¿Qué está generando este descenso y en qué medida deberían estar preocupados los inversores?

Kaputte Autos

Si analizamos más detenidamente el desglose de los datos de producción de Alemania, comprobaremos que la mayoría de los subsectores manufactureros de la economía registran una evolución positiva. La excepción ha sido el segmento automovilístico, cuya producción de vehículos comerciales y turismos ha sido baja. Existen otros indicios de que no todo va bien en este segmento: las nuevas matriculaciones cayeron un 30,5% en tasa interanual en septiembre, según la autoridad alemana de automóviles.

Nuevas normas sobre emisiones

Podemos atribuir la mayor parte del retroceso del sector a la introducción del nuevo procedimiento de ensayo de vehículos ligeros armonizado a nivel mundial (WLTP, por sus siglas en inglés).

Se trata de una nueva prueba implantada en 2017 para medir el consumo de combustible y las emisiones de carbono de los turismos. Se aprobó después de que saliera a la luz que varios fabricantes estaban manipulando las pruebas de emisiones para obtener unos niveles inferiores a los reales.

Estas normas nuevas —y más estrictas— se introdujeron para todos los nuevos modelos a partir del 1 de septiembre de 2017, aunque también son de aplicación a todos los vehículos de nueva matriculación a partir del 1 de septiembre de 2018. Ante esta circunstancia, los concesionarios realizaron grandes descuentos a los modelos que no cumplían con el nuevo reglamento de cara a deshacerse de las existencias antes del plazo límite, lo que provocó una oleada de nuevas matriculaciones en agosto y, a continuación, derivó en el inevitable desplome de septiembre que mencionábamos antes.

El WLTP ha afectado a toda Europa, no solo a Alemania. Sin embargo, la producción de automóviles alemana es uno de los principales subsectores de la economía del país. La envergadura del sector hace que el WLTP haya tenido un efecto desproporcionadamente mayor en la producción industrial alemana y en su PIB que en la mayoría del resto de países.

¿Un efecto pasajero?

Dado que la caída de las matriculaciones y de la producción debería ser temporal y que el resto de la economía de Alemania mantiene su solidez, no creemos que esta situación deba preocupar a los inversores.

Es probable que el sector manufacturero se recupere a medida que los fabricantes de automóviles se vayan ajustando a los procedimientos, y el hecho de que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, aludiera a esta caída como un factor «aislado» en su última rueda de prensa el 25 de octubre debe tranquilizar a los inversores.

 

Información Importante: El presente documento ha sido redactado con una finalidad exclusivamente informativa. Su contenido no constituye una oferta de compra o venta de ningún instrumento o título financiero, ni una sugerencia para adoptar ninguna estrategia de inversión. La información contenida en el presente no constituye un asesoramiento, una recomendación o un análisis de inversión y no tiene en cuenta las circunstancias específicas de ningún destinatario. Este material no constituye una recomendación contable, jurídica o tributaria y no debe ser tenido en cuenta a tales efectos. Se considera que la información contenida en este documento es fiable, pero Schroders no garantiza su exhaustividad o exactitud. La compañía no se responsabiliza de los errores de hecho u opiniones. No se debe tomar como referencia la información y opiniones contenidas en este documento a la hora de tomas decisiones estratégicas o decisiones personales de inversión. La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido. Schroders ha expresado sus propios puntos de vista y opinions en de este documento y estos pueden cambiar. Schroders será responsable del tratamiento de tus datos personales. Para obtener información sobre cómo Schroders podría tratar tus datos personales, consulta nuestra Política de privacidad disponible en www.schroders.com/en/privacy-policy o solicítala a infospain@schroders.es en caso de que no tengas acceso a este sitio web. Publicado por: Schroder Investment Management (Europe) S.A. 5, rue Höhenhof, L-1736 Senningerberg, Luxemburgo. Número de registro Luxemburgo B 37.799.